martes, 20 de abril de 2010

Vivir en la luna - Mi teoría del caos mental

Vivir es un problema.

Vivir es un problema serio, en serio.

No les pedí a mis padres venir al mundo bajo ninguna circunstancia. Pero ya que estoy acá y me veo inserta en una generación atrapada en un sistema que se rige por un sistema de premios y castigos, no veo porqué no puedo hacer de mi paso por este problema, unos años divertidos para errar y distraerme bajo el alero de la sensibilidad a flor de piel. En el peor de los casos, puedo excusarme de que soy humana y equivocarme es lo primero que hice desde el momento en que llegué al mundo.

Para tales efectos y como parte de una terapia natural, he decidido vivir en la luna durante gran parte de mis días, durante toda mi vida. No sé si es porque la gravedad allá no me limita los temas en lo absoluto o simplemente porque es un lugar más despejado y las situaciones no me empujan a caer en vicios como el consumismo y la estupidez.

Vivir en la luna parte de la premisa de estar físicamente enchufado a la superficie terrestre mundial, pero con la mente divagando por rincones absurdos, etéreos, simplemente desvanecidos, intentado de alguna forma canalizar el oxígeno y arreglar el mundo al mismo tiempo, siempre con la esperanza de abandonar el satélite y regresar a tierra. Sin embargo, el estado lunar trae consigo una serie de consecuencias que se traducen en la lentitud en cuanto a reflejos y respuestas, y una clara tendencia a olvidarlo todo, lo que dificulta las relaciones sociales con todos aquellos que viven pegados a la realidad y/o no tienen la capacidad de soñar.

Vivir en la luna no sólo sirve para perderse de razones lógicas y hacer lo que se debe hacer sin la presión de que el esfuerzo invertido no valdrá la pena una vez que seamos cenizas, de hecho, hace que el problema sea más fácil de cargar precisamente por la razón anteriormente señalada; seremos cenizas, a nadie le importara nada lo que hagamos hoy o mañana. Por eso recomiendo vivir en la luna. Despegar es difícil, el viaje es un poco solitario, pero la vista final es hermosa.

1 comentario:

edu4poet dijo...

te lo aseguro... muy hermosa...